Psicología Social hoy

Psicología social hoy

Algunas veces la influencia social condiciona mis formas de ocio…

La psicología social hoy, es muy importante, si quieres ser un poco más libre en tus decisiones.

Este post te ayudará a gestionar mejor tu tiempo libre, decidir un poco mejor como quieres que sean las cosas, divertirte mucho… y tener más dinero en tu cuenta corriente.

Supongo que tú también te habrás sentido condicionado alguna vez, o te has visto obligado a hacer cosas por compromiso:

  • Una invitación a una boda de unos amigos que casi no ves…
  • Ir a una cena que no te apetece porque la gente no te gusta… pero has de quedar bien.
  • Intercambiar regalos con alguien que te cae mal.
  • Visitar a un familiar lejano (o no tan lejano) que no quieres ver…

En mayor o menor medida cada uno tenemos nuestras obligaciones, vale.

Pero…

¿Y si por cumplir con los compromisos dejas de hacer lo que quieres de verdad?

Si recibes un salario (pongamos de 1000 monedas al mes) la mayor satisfacción que yo puedo encontrar es gastarlo en lo que me de la gana, puede que lo administre bien un mes ahorrando una parte… y el mes siguiente lo use para comprar alguna gilipollez…

Pero es decisión mía.

Lo que me molesta es emplearlo en cosas que no quiero, no valoro o no me interesan.

En relación al tiempo libre y al ocio, la cosa se pone interesante porque para mi, el tiempo, es uno de los elementos más valiosos que existen… y emplearlo bien no tiene precio.

Con la crisis económica ha empeorado tu situación, puede que te quiten dinero… lo que no puedes permitir es que te quiten también una parte muy importante de tu vida…

¡La parte divertida!, la que disfruta como un niño en un parque temático dirigido por un ratón…

Parece que hay una norma social que dice que hay que gastar mucho dinero para pasarlo bien, además queremos que los demás nos acepten, por eso intentamos hacer lo que está bien visto, o queda bien… por eso, cuesta hacer las cosas de otra manera, aunque pueda ser mejor para ti.

Te voy a hablar de psicología social hoy en día.

La influencia es alta:

  1. Es difícil explicar a un amigo que no quieres ir a cenar al restaurante de moda, decirle que no quieres gastar el dinero en eso.
  2. Es complicado anular la suscripción al gimnasio (por ejemplo) si allí tienes compañeros de trabajo, que les gusta correr en la cinta o hacer pesas mientras charlan…
  3. También lo es evitar los centros comerciales, ir de compras…si es lo que se suele hacer.

Si tienes tus cuentas en orden, vives holgadamente y te gusta ir al gimnasio… es perfecto que vayas al mejor de la ciudad y que gastes lo que te de la gana. No me refiero a eso, de hecho, considero que hay que gastar el dinero de manera excéntrica en lo que de verdad te gusta. He hablado de esto en el post Gasta más.

De lo que hablo es de evitar en la medida de lo posible el condicionamiento social.

Por ello te voy a dar algunas ideas para pasarlo bien y disminuir tus gastos de manera inteligente y sin demasiado sacrificio:

  1. Sobre cenar fuera.

La idea central es reducir los costes al máximo sin privarte de una buena conversación y lo que te aporta salir y distraerte.

  • Si vas varias veces por semana, puedes comentar abiertamente a tus amigos, que estas planificando los gastos y que solo quieres ir un día concreto, pongamos los viernes. Los otros días  podéis cenar en casa de alguno.
  • También puedes comentarles que no puedes ir, que apareces más tarde, después te tomas una copa con ellos, charlas y sales.
  • Puedes comer algo antes de ir, de esa manera les puedes decir que ya has cenado y que solo quieres tomar alguna “tapa”.
  • Los restaurantes están diseñados para que estés a gusto, te relajes y pidas más comida y bebida, el menú suele utilizar un vocabulario sofisticado para poder cobrar más (no es lo mismo “carne” que… “Chaturrian de ternera a la crema de foie con champiñones”) por eso para disminuir la factura, hay que ser consciente de las trampas que hay, y evitarlas.
  • Puedes prescindir de los postres (es lo más caro) o de tomarte otra copa más…no se lo pasa uno mejor al cometer excesos con la comida y la bebida…más bien al revés.

Estos “trucos” no son fáciles de llevar a la práctica, exigen tener las ideas muy claras y superar la vergüenza a quedar como un tacaño.

Dependiendo de la gente que te rodee, puede ser muy complicado… si les gusta aparentar, presumir de lo bien que les van las cosas como le pasa a los Príncipes “Papa ostias (a lo mejor todo es producto de estar altamente endeudado, no sería el primer caso…), comparar sus sueldos…incluso si es gente con dinero de verdad, tienes un problema… si perteneces a la clase media y pretendes tener el ritmo de vida de la gente más adinerada.

En ese caso tienes que replantearte lo que quieres.

  1. Sobre el gimnasio.
  • Mucha gente se apunta al gimnasio… y después no va. Para eso es mejor pagar por un pase de un día, aunque sea más caro en proporción, al final ahorras…
  • Si quieres puedes ir un día con los amigos (usando un pase), para no perder el contacto con los compañeros, a cambio le puedes decir a alguno que te acompañe otro día a correr, o a practicar otro deporte.
  • Para motivarte y hacer más ameno el ejercicio al aire libre, puedes plantearte metas, como correr en carreras populares, anotar los tiempos que haces, compararlos y competir…para ello yo utilizo la aplicación Endomondo.
  1. Sobre los centros comerciales.

Es realmente una forma de ocio utilizada por mucha gente (no por ello tiene que ser mejor que otras), en un solo lugar puedes comer, jugar, comprar, ir al cine…lo malo es el goteo constante de gastos al que estás sometido, muchos de ellos innecesarios.

  • Disminuye el número de veces que vas.
  • No quedes siempre con tus amigos en la cafetería del centro comercial. Queda en una plaza, en un parque, incluso en la puerta del centro comercial, cualquier cosa menos dentro… diles que quieres variar, que estás cansado de hacer siempre lo mismo y que te apetece mejorar tu economía.
  • Si quieres entrar, primero tienes que mentalizarte, piensa que vas a tener muchas tentaciones, se consciente de que todo está diseñado para el consumo.
  • Si te tomas algo, relájate, disfruta de tu tiempo y de la compañía, sin apurar la consumición porque probablemente el camarero te quitará el vaso de la mesa y te preguntará si quieres tomar algo más. No creo que quieras decirle: “no gracias me quedaré una hora más en esta terraza sin consumir nada porque estoy a gusto y lo he leído en un blog sobre finanzas muy interesante…”
  • Ríete un poco y sal de lo establecido: reta a tus hijos, o a tus amigos, a permanecer un par de horas en un centro comercial sin gastaros absolutamente nada.
  • Busca tus propias alternativas.

Estas son algunas ideas, unas mejores y otras peores, hay muchas más.

En lo que se refiere al ahorro, la psicología social hoy en día es muy importante, lo que te rodea determina tu comportamiento. La influencia de los que están alrededor es muy alta, las costumbres son difíciles de cambiar porque existen “muros” y resistencia al cambio, más, si va contracorriente.

A pesar de ello, se puede hacer, te animo a mejorar y dar ejemplo a los demás.

Hay otras opciones para mantener los malos compromisos sociales, como tener varios trabajos, pedir dinero prestado, o que te inviten…

No te las recomiendo.

Si quieres tú también puedes ayudar aportando alguna idea más, hay gente que está viviendo “al día” pero quiere pasárselo bien…u otra que simplemente quiere ahorrar sin renunciar al ocio y al disfrute.

Te lo agradecerán.

Anímate a comentar.

PD: ¿Qué te ha parecido este post sobre la psicología social hoy en día?

About Jorge

Quiero ayudarte a que administres mejor TU dinero. Escribo sobre ahorro, inversión y crecimiento personal con una filosofía minimalista basada en principios como la sencillez, la creación de hábitos positivos, la automatización financiera... para ayudarte a disfrutar tu vida, con más libertad. Invito a la reflexión y, especialmente, a la acción.

2 Responses to Psicología Social hoy

  1. Carlos 20 Enero, 2013 at 23:14 #

    Hola Jorge, me gusta el cambio que le has dado a la página 🙂

    Totalmente de acuerdo en lo que comentas en el post…al final todos sabemos más o menos qué habría que hacer, pero conseguirlo es más difícil que dejarse llevar…aunque se puede!

    En mi trabajo la gente, en realidad los chicos, casualmente o no, lo desconozco, iban a comer fuera (10€ al día) mientras que también casualmente o no las chicas se traían tupper.

    Cuando llegué estuve tentado de dejarme llevar por la corriente y gastar 40€ a la semana por no “contradecir” la norma establecida. Finalmente decidí que prefería ahorrar ese dinero para por ejemplo ir a comer un día fuera con mi novia y, con ese objetivo en mente, empecé a llevar tupper tres días a la semana y a comer fuera sólo el jueves.

    Sorprendentemente este modelo lo fueron adoptando algunas personas de la empresa y ahora ya no existe una “norma”, por lo que alguien que llegue nuevo puede elegir sin tener que ir contra una costumbre establecida si va a comer fuera o se trae tupper.

    En otras palabras, a mi me funciona que si tengo un objetivo para ahorrar, es más fácil superar esas barreras sociales

    Un saludo!

    • Jorge 21 Enero, 2013 at 10:33 #

      Gracias Carlos!

      El ejemplo que nos has dado es absolutamente perfecto, a eso me refiero en el post.

      Al margen de establecer un hábito positivo, donde tu controlas tu alimentación y además ahorras una cantidad muy importante de dinero al año, no dejas de ir de vez en cuando a comer fuera en el trabajo…y encima disfrutas con tu pareja cenando por ahí más veces…

      No tiene precio sentir libertad personal a la hora de decidir lo que queremos… y HACERLO superando lo establecido.

      Enhorabuena Carlos, eres un crack!

Responder a Carlos Cancelar respuesta

Improve Your Life, Go The myEASY Way™
Get Adobe Flash player