La fuerza de voluntad es un mito.

La fuerza de voluntad, por si sola no funciona. Todo el mundo tiene fuerza de voluntad (unos más que otros) y eso es bueno. Para muchas cosas es importante. El problema es que le exigimos demasiado, contamos con ella para todo y la sobrecargamos. Como no es  infinita, si la malgastamos, se agota y es necesario reponerla.

Un ejemplo de esto lo tenemos en las dietas para bajar de peso. Suelen empezar con un firme propósito, una apuesta o una promesa. Nos comprometemos a no tomar dulces, bollería industrial… y a comer moderadamente, entre otras cosas. Durante un tiempo lo conseguimos, somos capaces de aguantarnos, algunas personas destacan por su capacidad de sufrimiento, otras caen el la tentación al cuarto día.

Si estamos en casa y nos apetece comer chocolate, usaremos nuestra fuerza de voluntad para no hacerlo (salvo que no nos guste…), seguramente lo conseguiremos…durante un tiempo, al menos. Pero llegará un día en el que estemos especialmente bajos de ánimo, o distraídos, cansados, aburridos, ansiosos… en ese momento nos vendrá a la cabeza un pensamiento, “solo un cachito y nada más” es casi un impulso irracional, que nos invade y toma el control. Sin pensarlo ni un segundo nos dirigimos a la despensa y cogemos una tableta de chocolate, la abrimos y cogemos un trozo… experimentamos un enorme placer y tenemos otro pensamiento: “me lo como todo, que no pasa nada”. Después viene la sensación de culpa y el arrepentimiento, “esto no era parte de la dieta…”.

Para este ejemplo la solución es bastante sencilla, simplemente eliminaremos todo el chocolate que tenemos en casa y evitaríamos comprarlo. Podríamos poner manzanas en el lugar donde estaba el chocolate, de esa manera, cuando nuestra fuerza de voluntad se agote, lo más probable es que acabemos mordiendo una sabrosa manzana. La opción de vestirnos, salir a la calle e ir a una tienda a comprar una tableta de  cacao, supone esfuerzo y  un tiempo, que  podemos utilizar para pensarlo mejor y no hacerlo.

La clave está en el ambiente, debemos utilizar nuestra fuerza de voluntad, para adecuar en lo posible nuestro entorno. De forma que nos sea más fácil alcanzar nuestros objetivos.

Esto va más allá de retirar las tentaciones a nuestro alrededor. Incluye dirigir nuestros pensamientos. Recuerdo una anécdota de una mujer que decía que cada vez que entraba en casa y veía la foto de su ex-marido se ponía de muy mal humor… está claro que no se le había ocurrido quitarla de la pared…

Si quieres hacer ejercicio por las mañanas y te cuesta, puedes preparar la ropa y el calzado el día anterior, ponerla a los pies de la cama para que de forma automática empieces a vestirte sin pensarlo demasiado cuando te levantes. Si lo haces, estas quitando una pequeña barrera, que es buscar la ropa y prepararla, evitas la pereza y aumenta mucho tus probabilidades de éxito sin gastar tu fuerza de voluntad…

Si tienes una adicción, como puede ser el tabaco o el café (en exceso), y alguna vez has intentado dejar de fumar o tomar menos café, seguro que has notado que tener cerca a una persona que fuma no te ayuda mucho, en el intento de dejarlo, tampoco tener una cajetilla en el bolsillo… Lo mejor es salir del ambiente donde solías fumar y andar sin tabaco. Si quieres reducir el consumo de café y tu pareja pone todas las mañanas una cafetera de café de Colombia que inunda toda la casa con su aroma… ¡lo tienes crudo!

La idea es ponértelo fácil. Conocerte mejor y saber tus debilidades, así podrás tomar las medidas que mejor se adapten a ti.

Te puedo poner muchos ejemplos, aunque lo importante es saber que hay barreras reales y psicológicas. Obstáculos que debemos eliminar de una vez, para no tener que recurrir siempre a nuestra, inestable, fuerza de voluntad,  todos los días.

Te puede parecer que no estoy hablando de economía…

  • Solo tienes que cambiar la palabra chocolate del texto y poner Visa o MasterCard…
  • La preparación de la ropa… por el ahorro automático.
  • Las adicciones… por el consumismo.
  • La psicología personal es muy importante para desarrollar tu economía.

Para mejorar tus finanzas personales tienes que usar tu fuerza de voluntad de la manera apropiada.

Si quieres ahorrar en comisiones bancarias, por poner un ejemplo, en lugar de llamar muchas veces al banco para que te las quiten, o poner quejas… lo que tienes que hacer es cambiar de banco, buscar uno que casi no tenga (en banca online es donde más opciones tienes) y hacerlo.

La mayoría de las personas no actúan, continúan con el mismo banco… durante años.

Hay que cambiar las domiciliaciones y la nómina, es latoso y no apetece… pero el trabajo compensa porque una vez hecho te evitarás un montón de pagos. Ten en cuenta que siempre vas a necesitar los servicios de un banco, por lo que un ahorro anual de unos 100 euros… multiplicado por 30/40 o más años… es una buena cantidad por un poco de papeleo, una vez.

¿Qué te parece?

About Jorge

Quiero ayudarte a que administres mejor TU dinero. Escribo sobre ahorro, inversión y crecimiento personal con una filosofía minimalista basada en principios como la sencillez, la creación de hábitos positivos, la automatización financiera... para ayudarte a disfrutar tu vida, con más libertad. Invito a la reflexión y, especialmente, a la acción.

2 Responses to La fuerza de voluntad es un mito.

  1. Carlos 4 Julio, 2011 at 21:18 #

    La idea de cambiar el “chocolate” por las “manzanas” me parece muy buena…es como ponerse a uno mismo una barrera(tener que bajar a comprar el chocolate) pero que actúa en tu favor, la pondré en práctica…económicamente ;P

    Un saludo

  2. Jorge 4 Julio, 2011 at 22:49 #

    Esa es la clave, Carlos. Hacer que las barreras actúen en tu favor.

    Otro ejemplo en relación a la comida, puedes meter en una bolsa de plástico cerrada con una goma las bolsas de patatas fritas u otro aperitivo poco sano. Si, con este sencillo sistema (una simple bolsa transparente que tiene dentro la bolsa original)reduces el consumo.

    Para una persona que tenga problemas con las tarjetas, puede hacer lo mismo, para ayudarse a si mismo a controlar sus gastos.

    Es importante probar cosas y ver si nos funcionan.

    Un saludo

Responder a Carlos Cancelar respuesta

Improve Your Life, Go The myEASY Way™
Get Adobe Flash player