Focus, a Simplicity manifiesto in the age of distractions.

Me he leído un libro de Leo Babauta:

 “Focus, a Simplicity manifesto in the age of distractions”

Este libro es uno de los que más me ha impactado en toda mi vida.

Es un homenaje a la sencillez, a la simplicidad, a encontrar lo que es importante y centrarnos en ello.

Me he dado cuenta, a lo largo de mi vida, que hay dos tipos de personas, unas se aburren constantemente, esperan que la vida venga a por ellas, de manera pasiva, solo reaccionan a lo que les ocurre de la mejor manera que pueden. Otras están constantemente ocupadas, como si el día no tuviera suficientes horas, no cesan de hacer cosas, leer, experimentar… con una actitud más proactiva.

Yo pertenezco al segundo grupo.

Pero eso puede ser un problema, si hacemos demasiadas cosas podemos descentrarnos y perder la perspectiva, corremos el riesgo de empezar demasiadas tareas al mismo tiempo y saturarnos, nuestra efectividad se resiente y podemos acabar quemados.

Por eso, me parece un libro imprescindible.

El autor ha hecho una versión gratuita y ha cedido los derechos, por lo que lo podéis descargar aqui sin problema (en inglés).

He encontrado una versión en español... aqui.

En la era de la información, donde el trabajador del conocimiento está sometido a una cantidad, nunca antes vista, de distracciones es fundamental la capacidad de centrarse.

Me gusta la idea que comenta en el libro y que viene a decir que es imposible atender a todo lo que tenemos disponible… libros, videos, blogs, páginas web, televisión, redes sociales… es obvio que no, pero pasa inadvertido, como muchas otras cosas en la vida.

Si reconocemos que no podemos llegar a todo (cada poco tiempo se duplica la información disponible en el mundo), encontramos la primera liberación: es imposible.

Parece que podemos respirar mejor, es como saber que algo no está a nuestro alcance, asumirlo y continuar nuestro camino. Esta tranquilidad permite tener un poco de perspectiva para pensar: “bueno, todo no es posible, tengo que escoger lo que merezca la pena para mi…veamos, voy a empezar por esto…”

El número de distracciones no deja de crecer:

  1. El correo electrónico. Solemos revisarlo varias veces a día, o lo dejamos abierto durante horas y lo vemos cada poco.
  2. Los mensajes instantáneos. Constantemente entran avisos de gente que reclama nuestra atención, puede ser por teléfono, por Internet etc.
  3. El teléfono móvil. Las llamadas entrantes parecen más importantes que la persona que está con nosotros. De hecho, si quieres que te atiendan rápido en un sitio lo mejor que puedes hacer, hoy en día, es llamar por teléfono en lugar de presentarte en el lugar…
  4. Las redes sociales. Pueden llegar a ser como un agujero negro del cual es difícil salir.
  5. Los compañeros de trabajo. Si estás centrado en algo importante, las interrupciones constantes afectan a tu rendimiento.

El libro aporta buenas ideas para simplificar tu vida, te indica como hacerlo, se trata de centrarse en lo que estas haciendo en ese momento, por pasos, de manera que la productividad aumente.

También habla de introducir cambios en tu vida, centrase en adquirir un hábito cada vez, enfocarse en eso solo y continuar hasta incorporarlo a tú día a día, después pasar a otro, e ir incrementando el número de cosas positivas de manera que con el paso del tiempo mejores cualitativamente.

Otra idea muy relevante es la de realizar limpiezas, el autor considera que es importante eliminar el exceso de objetos materiales, considera que el orden y la limpieza son esenciales para evitar distracciones, pone el ejemplo de la mesa de un despacho llena de papeles, material de oficina, cosas de todo tipo… considera que el primer paso es limpiarla y retirar todo lo que no sea esencial, una vez hecho eso la capacidad de concentración y de centrarse en lo que quieras, aumentará, es especialmente beneficioso para actividades creativas como la escritura.

Habla de una vida sencilla, con menos cosas materiales, con tiempo para lo que de verdad te importa.

Personalmente he experimentado los beneficios del orden, la limpieza y de evitar las distracciones.

Me gustan especialmente algunos consejos específicos para los padres, él tiene 6 hijos y sabe perfectamente el reto que representa buscar tiempo para centrarse, con los compromisos que supone la paternidad.

Si tienes hijos entenderás el enorme trabajo y atención que exigen, especialmente en sus primeros años cuando no se valen por si mismos.

Por eso, es bueno aprender a compatibilizar los diferentes roles que desempeñas durante el día, en mi caso: trabajador, padre, esposo, blogero, deportista…antes tenía problemas, porque intentaba realizar demasiadas cosas a la vez y mi atención se dispersaba, ahora estoy aprendiendo a no mezclar los roles.

Si estoy haciendo algo, intento hacerlo al 100%.

He aprendido que es mejor levantarme antes que lo hagan mis hijos, así tengo tiempo para mi, puedo desayunar tranquilo, reflexionar con calma, escribir un poco… después lo dejo y me centro en la paternidad, presto toda mi atención a mis hijos, los escucho y disfruto plenamente de ellos.

No es bueno trabajar con el ordenador, mientras tus hijos están a tu alrededor, ellos necesitan tu atención y tú necesitas concentración, si lo haces, estas perjudicándoles y te estás descentrando.

En realidad no estas haciendo bien ni una cosa ni la otra.

Para mi esto es clave.

¿Y tú?

¿Cuántas ventanas tienes abiertas en el navegador ahora mismo?

Si te ha gustado el post, por favor, compártelo con alguien con el icono que está más abajo.

 

¡Gracias!

 

About Jorge

Quiero ayudarte a que administres mejor TU dinero. Escribo sobre ahorro, inversión y crecimiento personal con una filosofía minimalista basada en principios como la sencillez, la creación de hábitos positivos, la automatización financiera... para ayudarte a disfrutar tu vida, con más libertad. Invito a la reflexión y, especialmente, a la acción.

4 Responses to Focus, a Simplicity manifiesto in the age of distractions.

  1. Carlos 31 agosto, 2011 at 13:32 #

    Acabo de terminar de leerlo y la verdad es que tienes razón, es un gran libro.

    Para mí la idea que más me ha aportado ha sido la de hacer una sóla cosa cada vez, pero centrarse al 100% en ella. Además, al unir esta idea con la de que todos tenemos diferentes roles o “sombreros” en nuestras vidas, está claro que cuando estés con tu novia no puedes estar pensando en el trabajo u otra cosa y viceversa.

    También me gustó mucho la idea que al intentar llevar dos cosas a la vez, al cambiar de un tema a otro hay un momento de transición en el pierdes tiempo en recentrarte ya que el cerebro sólo puede estar concentrado en una tarea cada vez.

    Gracias por recomendarlo 😉

  2. Jorge 3 septiembre, 2011 at 14:57 #

    Sí señor, tan sencillo y difícil… como centrarse en una sola cosa cada vez.

  3. Javier Silva 10 diciembre, 2011 at 20:35 #

    Vaya, yo soy del tipo de persona que se pone a hacer varias tareas a la vez llegando a complicarse la vida cuando no es necesario, y lo peor de todo es que muchas veces acepto ayudar y realizar tareas de otros cuando ya tengo mi propia tarea…

    Creo que me vendra bien el libro, gracias jorge ya lo he descargado.

  4. Jorge 10 diciembre, 2011 at 20:52 #

    A mi me pasa lo mismo Javier.

    Pero para eso están las ganas de mejorar.

    Un saludo

Responder a Jorge Cancelar respuesta

Improve Your Life, Go The myEASY Way™
Get Adobe Flash player