Ejemplo de toma de decisiones

ejemplo de toma de decisiones

He estado hablando con un amigo sobre el mercado laboral, el temor al cambio, el miedo a lo nuevo, a vivir con incertidumbre.

Me parece interesante  como ejemplo de toma de decisiones.

Hoy en día, lo único que permanece, es el cambio. La sociedad evoluciona de una manera vertiginosa, si no creces… te quedas obsoleto, rápidamente.

Ser capaz de adaptarte, evolucionar y superar el miedo a lo desconocido, incluso reinventarte, es fundamental.

Voy a hablar en concreto de la posibilidad de cambiar de trabajo. Es un tema complicado y muy personal, la situación y los valores de cada uno son los que determinan qué decisión tomar…

Simplemente quiero dar un punto de vista.

Como la economía no mejora, el mercado laboral está más complicado. Los que tienen empleo se agarran al puesto y lo que no lo tienen, bajan sus expectativas para conseguir algo. Es la ley de la oferta y la demanda, hace que los “precios” se ajusten.

Pero hay oportunidades, si estás preparado.

Tratando de ser un poco optimista, date cuenta de que aunque haya disminuido el número de ofertas… tú solo necesitas una.

Si quieres cambiar de empleo y mejorar. Es seguro que tendrás que enfrentarte a tus miedos.

La tendencia es a pensar en términos de todo o nada:

Cuando alguien piensa en dar un salto a un trabajo mejor, en cambiar de sector o de carrera profesional, su intención es tener éxito. Lo que pasa es que hay un riesgo, porque para afrontar ese nuevo reto tienes que dejar tu otro puesto… pero no quieres que te salga mal, tienes miedo a la posibilidad de fracasar en tu nueva aventura.

Tienes éxito o fracaso.

Pues no.

Se puede afrontar de otra manera: existe la posibilidad de “crecer en paralelo”, aceptas el puesto como una alternativa nueva, una forma de experimentar otra opción, continúas tu vida por otro camino…nada más.

Después te puede gustar y estar satisfecho, o puedes decidir que no y cambiar de rumbo.

Puedes volver a tu anterior puesto (si es posible), o sector, buscar nuevas posibilidades, crear una empresa… coger otra dirección.

Solo son alternativas, diferentes rutas. Nadie sabe qué es mejor, no hay un manual que explique lo que hay que hacer, puede que “triunfes” laboralmente un día y al siguiente tengas un accidente, en el camino al trabajo…

No sabemos lo que nos depara el futuro. Aunque estar quieto… no me convence del todo.

Solo podemos contar con la información disponible y confiar en nuestra intuición para tomar decisiones. La razón es necesaria, pero las sensaciones que tengamos tienen mucha importancia también.

¿Qué pasa si tienes que volver a tu antiguo trabajo? ¿Por qué se ve como un paso atrás?

La sociedad dirá que has fracasado, pero ¿Vas a permitir que un mundo insano (mira un telediario si quieres pruebas…), te diga lo que es tener salud?

No dejes que la presión social te ate a la mediocridad, si para estar seguro y no ser criticado tienes que estar en la media y no hacer las cosas a tu manera, o probar y experimentar, es mejor que te “pongan a parir”.

Es como el nivel de vida, cuando alguien aumenta sus ingresos suele gastar más, mejora las cosas que tiene, el coche, la casa, mejores electrodomésticos, clases de piano, golf, tiene jardinero… es lógico, lo que no me parece bien es atarse a eso, vivir con miedo a perderlo, poner tu identidad en lo que tienes.

¿Qué pasa si te viene un revés? ¿Y si tienes que andar en un coche más pequeño, o cambiar de casa y reducir gastos…?

No pasa nada.

Tú eres la misma persona. Lo único que haces es adaptarte a la situación, vivir tu vida de la mejor manera posible.

“Intenta no volverte un hombre de éxito, sino volverte un hombre de valor”. (Einstein).

La sociedad castiga los errores, por eso la gente tiene miedo al fracaso, sin embargo es la mejor forma de aprender, intentar y probar, así evolucionamos.

La vida sigue y puedes ser perfectamente feliz, aunque las cosas no salgan como tú esperabas, el resto son cuentos e interpretaciones relativas que solo están en la cabeza de la gente.

Entonces… ¿Para que dudar mucho, o tener miedo, o presionarte, o dejar que te presionen…?

Es mejor intentarlo.

Es como una modelo muy guapa, su belleza no cambia, a pesar de su suerte o sus circunstancias… aunque viaje en metro, o se vista con ropa barata y no salga en la televisión… ella es la misma.

Esto es lo mismo pero a nivel interior, tú, permaneces, tus valores y principios, tu vida interior… tu esencia.

Lo de fuera es siempre relativo.

Si eres becario, tienes un trabajo temporal, ganas poco, incluso si estás relativamente seguro (o eso crees…) pero no ves posibilidades en tu trabajo o no te gusta, supera el miedo al cambio y prueba.

Es como un coche, puede que este seguro en el garaje, que tenga menos posibilidades de tener un accidente que en la carretera… pero un coche no está diseñado para estar parado, esta hecho para circular.

Por eso…

Te mereces tu propio respeto, tienes derecho a soñar, a querer trabajar en algo que te guste, a equivocarte algunas veces y a aspirar a tu libertad financiera.

Que no te paralice el miedo…ni lo que te rodea.

Ante la duda… Sí.

Si te ha gustado el post, me gustaría que lo compartas, para ti son 30 segundos y para mi significa mucho.

¿Podrías hacerlo?

About Jorge

Quiero ayudarte a que administres mejor TU dinero. Escribo sobre ahorro, inversión y crecimiento personal con una filosofía minimalista basada en principios como la sencillez, la creación de hábitos positivos, la automatización financiera... para ayudarte a disfrutar tu vida, con más libertad. Invito a la reflexión y, especialmente, a la acción.

One Response to Ejemplo de toma de decisiones

  1. Carlos 21 octubre, 2011 at 10:21 #

    Hola Jorge, me ha gustado mucho este post. Creo que en estos tiempos es importante no dejar que las circunstancias externas te bloqueen y actuar de manera que mirando al pasado estés tranquilo por haber actuado como tú creías que era mejor en ese momento, y no tener la sensación de haber dejado de hacer algo por miedo a arriesgar.

    Estoy especialmente de acuerdo en la idea de confiar en nuestra intuición. Considero que la sensación de “buena o mala espina” es algo útil y que debe ser al menos tenida en cuenta a la hora de tomar decisiones, sobre todo las importantes.

    Un saludo del ex-becario 😉

Responder a Carlos Cancelar respuesta

Improve Your Life, Go The myEASY Way™
Get Adobe Flash player