Como invertir mi dinero

Hasta ahora, a la pregunta ¿cómo invertir mi dinero? le seguía, entre otras, la siguiente respuesta:

Invierte en una propiedad inmobiliaria.

Una casa, un piso, un apartamento, una plaza de garaje, un local comercial… también terrenos e incluso un monte con “potencial” para convertirse en edificable.

Existía la creencia generalizada de que los pisos siempre aumentaban su valor, por lo que comprar una casa era una forma de invertir bien el dinero, al mismo tiempo que adquirías un hogar para vivir.

Con las facilidades para obtener financiación, los tipos de interés artificialmente bajos, la ingeniería financiera y las enormes ganas de la gente de poseer… como posesos.

La burbuja estaba clara.

Creció y creció, nadie decía nada, los que intentaron avisar fueron tachados de aguafiestas, lo inteligente era invertir, comprar varias propiedades, endeudarse y apalancarse…

Al final reventó.

Dicho así parece un cuento, lo malo, es que con un final no tan feliz…

Se buscaron soluciones, negociar las condiciones, aumentar el plazo, trabajar más…los bancos empezaron a pedir más avales, los gobiernos aplicaron planes de estímulo etc.

Actualmente las cosas están mal, tenemos mucho desempleo, las cuentas no salen, las viviendas no se venden, las hipotecas no se pagan, no hay liquidez…

Esto se traduce en problemas personales, dramas familiares y coste social.

Por eso, mi respuesta, a la respuesta del principio, es esta: una mierda.

Una casa muy cara, para alguien normal, es una losa muy grande. No es un buen negocio pasarse 40 años de tu vida pagando una hipoteca. El sacrificio es elevadísimo:

  1. Te corta las alas. Si tienes que pagar una cuota muy alta, limitas tus posibilidades, no puedes hacer otras cosas, no puedes llevar tu vida por donde quieres realmente.
  2. Vives con miedo. Estarás expuesto, si surgen problemas, y existe riesgo de impago, lo pasarás mal. Si puedes pagar pero estás “al día”,  vivirás con la duda, con temor a los imprevistos.
  3. Tu vida personal se resiente. Tienes menos recursos para el ocio, no puedes salir a cenar con tus amigos, ir al cine etc.
  4. Tu familia sufrirá. Seguramente tendrás que trabajar más, por lo que estarás menos con los que quieres, verás menos a tu pareja, a tus padres, tendrás menos tiempo para enseñar cosas a tus hijos y verlos crecer.
  5. Lo pasarás mal en el trabajo. En el caso de que no te guste tu empleo, no lo podrás dejar fácilmente, si tu jefe te explota, tú “estarás pillado” y tendrás que cerrar la boca…si quieres mantenerlo.
  6. Perderás la salud. Todas estas cosas afectan, a unos más que a otros, pero es fácil descubrir, después de unos años de preocupación y sufrimiento, como tu salud se resiente.

Casi todo el mundo prefiere poseer una casa (a mi me gustaría tener un chalet de diseño en la playa, con piscina y jardín) en gratificante la sensación de ser el propietario de tu hogar.

Ese no es el dilema, lo principal es el precio que tenemos que pagar por ese sueño, es importante analizar si nos lo podemos permitir, siendo realistas. Se trata de sacar lo mejor, dentro de nuestro contexto vital, tu situación es única y diferente, por eso el que tiene que analizar la misma eres tú, te puedes asesorar pero no dejes que te metan “pájaros en la cabeza”, porque esos pájaros los pagas tú (no el asesor), si tienes dinero en la cuenta, claro…

Como regla general me gustaría comentarte que tu nivel de endeudamiento no debe sobrepasar el 35% de tus ingresos. En el fondo es sencillo, si ganas 1000€ tienes unos 350€ para pagar un crédito, sin poner en peligro tu estabilidad financiera.

“Pero es que la casa es muy bonita y yo siempre he soñado con tener una así…”

Olvídate… por ahora.

La manera más fácil y rápida de arruinarte la vida es endeudarte por encima de tus posibilidades.

Nota: Si ya estás endeudado, existen soluciones, siempre hay una salida, lo que pasa es que unas, son mejor que otras… algunas veces, perder, es mejor que perder más aún…de todas formas, eso es otro tema y hablaré sobre ello en otro momento..

Es mejor que te centres en lo que tienes delante, tu situación tal como es.

El plan ideal es vivir frugalmente, sin cometer excesos, ahorrando dinero y generando ingresos extra, con una actividad paralela a tu trabajo habitual. No complicarte, ni caer en el consumismo excesivo, primero vienen las fuentes de ingresos y después los lujos, repito, primero gana más dinero, invierte y ahorra, después cómprate el todoterreno…

Quién sabe si en el futuro (si haces los deberes y tienes suerte) podrás comprarte una casa, en efectivo.

¿Por qué no?

Para eso es importante no compararse con los vecinos, tener personalidad, hacer las cosa bien (ya sabes el orden) y decidir tu propio camino.

Una opción muy interesante (en muchos países es habitual) es el alquiler, en contra de la idea de que estás pagando por algo que no es tuyo y que es mejor comprar, te puedo enumerar sus ventajas:

  1. Tienes más flexibilidad. Puedes permitirte el lujo de vivir en diferentes lugares, conocer sitios interesantes, gente nueva.
  2. Es menos costoso. La cuota es menor, además tienes más margen, porque si las cosas se ponen feas puedes buscar otro sitio más económico, a las afueras en un pueblo… o compartir.
  3. Mejora tus posibilidades laborales. Tu mercado laboral aumenta considerablemente porque puedes irte a lugares donde tengas mejores ofertas de empleo.
  4. El compromiso es menor. Si no te gusta, te vas, además la persona responsable de los problemas asociados a una vivienda es el propietario, no el inquilino.
  5. Puedes comprar cuando quieras. Si te aparece una oportunidad asequible, nada te impide aprovecharla, eres libre financieramente para decidir. Esto es especialmente relevante en un mercado como el actual, con una tendencia de precios claramente a la baja.

No olvides que la vida es breve, sí, es más corta de lo que crees.

En mi opinión no se trata de donde vivas, sino cómo vivas.

PD: Si te ha gustado, ayúdame a llegar a más gente, compartiendo el post con quien quieras con el icono que está más abajo.

¡Gracias!

About Jorge

Quiero ayudarte a que administres mejor TU dinero. Escribo sobre ahorro, inversión y crecimiento personal con una filosofía minimalista basada en principios como la sencillez, la creación de hábitos positivos, la automatización financiera... para ayudarte a disfrutar tu vida, con más libertad. Invito a la reflexión y, especialmente, a la acción.

8 Responses to Como invertir mi dinero

  1. Carlos 28 julio, 2011 at 20:22 #

    Este me parece un post muy bueno y, aunque es de sentido común, “primero lo primero”, está claro que tal y como están las cosas viene muy bien un poco de sentidiño 🙂

  2. Jorge 29 julio, 2011 at 22:10 #

    Gracias!Carlos

  3. Cíes 29 julio, 2011 at 23:00 #

    La vida es tan corta que a veces si no tenemos personas como tu que nos ayude a encarrilarla un poco vamos apañaos.
    Te considero una persona muy cercana con tus seguidores,nos haces ver que aunque la vida es jodida,con cabeza y sentido la puedes encarrilar muy bien.
    Gracias,por hacer de personas como yo sean mejor personas.

  4. Jorge 30 julio, 2011 at 03:04 #

    Para mi es un honor. Gracias.

  5. Sergio Betanzos 4 octubre, 2011 at 16:08 #

    Comparto contigo esta propuesta; vivo en la Ciudad de México, aunque en el pasado compré un pequeño apartamento actualmente lo rento y yo rento una casa para vivir. He tenido altibajos y el último cambio que hice fue rentar una casa menos onerosa. Hoy estoy considerando rentar una casa más amplia, pues mi situación mejoró en los dos últimos años.

  6. Jorge 4 octubre, 2011 at 16:18 #

    Hola Sergio.

    Gracias por comentar!

    Lo que más me gusta es la capacidad que tienes para adaptarte a los altibajos que, por otro lado, todos tenemos.

    Es muy inteligente, ser flexible y gastar menos en el alquiler sin queremos ahorrar, del mismo modo, si las cosas mejoran y podemos estar en un sitio mejor… ¿Por qué no?

    Lo que hace mucho daño es “enamorarse” de una casa (con su hipoteca) y no soltarla aunque nos esté llevando a la bancarrota.

    Un saludo

  7. Felix 2 diciembre, 2011 at 14:52 #

    Esta claro que no nos explicarón lo caro que resulta mantener una casa, apartamento, etc… no interesaba, más bien al contrario, que la gente vaya ahogada por llegar a fin de mes, es un pasivo tremendo cuando la gente creía era su mejor inversión. Tu entrada define muy bien el problema y abriria los ojos a más de uno.
    Animo y gracias por compartir tus conocimientos e ideas!

  8. Jorge 2 diciembre, 2011 at 17:58 #

    Hola Felix!

    Tienes razón, es duro, pero algunas veces nuestra casa no es un Activo…si no más bíen un Pasivo.

    Gracias por los ánimos!

    PD: La verdad es que he tenido buenos maestros. 😉

Responder a Felix Cancelar respuesta

Improve Your Life, Go The myEASY Way™
Get Adobe Flash player