Aprendizaje del consumidor: Como evitar que te vacilen.

Voy a hablarte del proceso de aprendizaje del consumidor. Voy a hablar de ti.

Como consumidor avanzado que eres, es momento de dar un salto y buscar alternativas que te beneficien. El proceso de aprendizaje del consumidor es algo que tienes que tener en cuenta para que no te vacilen.

Quiero hablarte de una cosa que no está muy de moda, pero que es inteligente desde el punto de vista de un consumidor.

Arreglar y reparar.

En una sociedad consumista, no interesa que arregles las cosas. Lo mejor (para otros) es que compres todo nuevo por eso es clave el aprendizaje del consumidor.

Esto se ha hecho durante demasiado tiempo, con muy malas consecuencias para el planeta y la sociedad, los excesos pasan factura…

El sistema de producción tiende a eso, se optimiza la actividad industrial y se minimizan los costes a través de economías de escala y de alcance, con producción relativamente en serie en función del mercado, la política de la multinacional… bla bla bla.

Es caso es que se produce más barato, las cosas duran menos y así se sustituyen por otra nuevas y la economía crece.

En algunas cosas no te merece la pena el arreglo, pero en otras si. Para discernir es necesario un proceso de aprendizaje del consumidor, que eres tú, de manera que mejores la forma es que gastas tu dinero.

Te quiero poner un ejemplo personal.

Mis “tenis” de jugar al baloncesto, por un lado juego partidos y por el otro entreno y hago ejercicio.

Suelo ir a “tirar unas canastas” muy a menudo, al principio compraba calzado barato para “entrenar” y al poco se me rompía y tenía que tirarlo a la basura. Después me di cuenta de que es mejor comprar calzado de calidad y cuidarlo.

Por eso me compré una zapatillas deportivas de baloncesto, jugaba los partidos y entrenaba con el mismo calzado, llego un momento en el que estaba desgastado, la suela limada y a punto de romper.

Los llevé al zapatero, le pegaron una suela nueva y seguí un poco con ellos. Más adelante, con un deterioro importante decidí dejarlos solo para entrenar y me compré otras zapatillas exclusivamente para los partidos “oficiales”.

El caso es que las que utilizo para entrenar, a las que les puse una suela cuando estaba a punto de romper… me ha durado casi 2 años más, usándolas habitualmente.

Si te molestas en tomar medidas antes de que algo “reviente” por todos lados y le haces un mantenimiento preventivo o lo reparas cuando aún tiene arreglo te puedes ahorrar mucho dinero, al tiempo que disfrutas de su uso.

Al fin y al cabo te han costado lo suyo en el momento de la compra.

¿Por qué nos olvidamos tan pronto?

¿Nos distraen con las últimas novedades?

¿Será que estamos acostumbrados comprar por impulso, en base a la marca, un capricho o para sentirnos mejor?

Mis zapatillas de “batalla” ahora están absolutamente destrozadas, como puedes ver en la foto, de hecho la suela que le puse ahora está otra vez limada y casi llega al “hueso” de nuevo…

Al ser de calidad y aunque parezca curioso, aún son confortables y me soportan bien el pie.

La marca dirá que ya no cumplen su función y que estoy en peligro de lesión grave o muerte…tienen su parte de razón pero…

Que se lo digan un niño pobre, que juega descalzo…

Quiero decir que se pasan un poco, ahora hay calzado que es para correr (media hora, una hora, más tiempo…para maratones…), otro que es para andar, otro para jugar al tenis, otro especial para hacer senderismo, baloncesto, fútbol, fútbol sala, golf, petanca, bolos etc.

Entiendo perfectamente que están diseñados para una cosa y que son buenos.

Pero pienso que no hace falta tanta sofisticación para salir a correr un poco, tirar unas canastas, darle unas patadas a un balón (también hay de muchos tipos), hacer el deporte que te guste…

Según estos, correr, con calzado de senderismo, es delito.

Con la ropa pasa lo mismo, hay para todo tipo de sudores y actividades…

Lo que hacemos es esto:

  1. Vemos un anuncio.
  2. Nos entran ganas de practicar un deporte.
  3. Compramos el equipamiento completo, nos gastamos bastante, porque “hace falta”.
  4. Hacemos deporte, durante un tiempo.
  5. Lo dejamos.

Lo importante no es el impulso consumista, la imagen que nos meten por los ojos. El proceso de aprendizaje del consumidor es clave para contrarrestar esta influencia.

Lo que realmente te aporta… es el deporte:

  • Cuidas tu salud, física y mental.
  • Mejora el ánimo.
  • Disminuye el nivel de estrés.
  • Duermes mejor.
  • Etc.

Esta es la esencia, lo demás son disfraces y accesorios que no hacen tanta falta como crees.

Mi opinión es que con tener un mínimo suficiente, con una calidad aceptable, tienes lo que necesitas.

No estoy hablando de vivir miserablemente, siempre con lo mínimo…

¿Quién quiere pasar necesidades?

Me refiero a estar satisfecho, tener lo realmente necesario, y aprender a ser feliz con ello.

Eso es lo que se obtiene con el aprendizaje del consumidor.

Para eso hay que tener la mente abierta y replantearte las cosas que, no porque sean habituales, necesariamente tienen que ser mejor.

Tampoco es una cuestión de dinero, de ser tacaño, me parece más bien de principios, no es que yo no pueda comprarme el calzado nuevo que me de la gana, es que no me hace falta “tanta historia”.

Bueno, me he ido un poco del tema de arreglar las cosas…

Lo único realmente importe es la filosofía que hay detrás, ni siquiera que estés de acuerdo conmigo, lo relevante es que tengas criterio propio para tomar tus propias decisiones económicas, buscando, de verdad, centrarte en lo que es importante para ti.

No es fácil, porque la influencia social, la inercia, los medios de comunicación, los vecinos… nos pueden desviar de lo que es esencial, sin ni siquiera darnos cuenta.

Pero lo puedes hacer.

Just do it!… (broma)

Just do… COMPARTE este POST.

Gracias.

About Jorge

Quiero ayudarte a que administres mejor TU dinero. Escribo sobre ahorro, inversión y crecimiento personal con una filosofía minimalista basada en principios como la sencillez, la creación de hábitos positivos, la automatización financiera... para ayudarte a disfrutar tu vida, con más libertad. Invito a la reflexión y, especialmente, a la acción.

One Response to Aprendizaje del consumidor: Como evitar que te vacilen.

  1. iria 15 julio, 2012 at 16:34 #

    Hola Jorge;
    Si la gente hiciese caso a este post la economía o la crisis mejor dicho la llevarian mejor.
    Por desgracia sigue habiendo muchas mentes cerradas al cambio y se dicen asi mismo que eso es retroceder,lo digo por mucha gente que me rodea sin embargo no se dan cuenta que están sentenciando su futuro o en muchos casos el futuro de sus hijos.
    Mucho ánimo y sigue publicando post directos como estos.

Deja un comentario

Improve Your Life, Go The myEASY Way™
Get Adobe Flash player